Invogue es una marca que apareció en el Reino Unido en 2010, con la intención de ofrecer a los consumidores pestañas postizas de calidad a precios muy económicos.
Las pestañas postizas Invogue están fabricadas a mano con pelo sintético de última generación. Su calidad es similar a las marcas de pestañas más conocidas del mercado, pero a un precio muy inferior. Se trata de pestañas postizas apropiadas para uso profesional, por su fácil colocación, comodidad de uso, y por su resultado estético, pero están especialmente indicadas para reventa por su precio ultra competitivo.

Mostrando el único resultado