FOTODEPILACIÓN

Di adiós al vello corporal de forma definitiva.

FOTODEPILACIÓN

Di adiós al vello corporal de forma definitiva.

¿En qué consiste la FOTODEPILACIÓN?

La fotodepilación es una de las técnicas más modernas y eficaces para la eliminación de vello corporal a largo plazo. Se basa en el uso de luz en diferentes longitudes de onda. Al emitirla entra en contacto con la melanina del pelo, y la energía absorbida se transforma en calor. El calor generado y transmitido por el vello hasta el folículo, permite que que este se debilite hasta desprenderse por completo.

En Loel, trabajamos con SHIRA IPL (Luz Pulsada Intensa) ya que es un sistema de barrido con varias longitudes de onda que abarca una gran diversidad de tipos de piel y pelo. Esto la hace más adaptable y, sobre todo, menos dolorosa que la depilación láser tradicional.

Gracias a su efectividad, con unas cuantas sesiones te puedes despedir de ese vello indeseado 😉

  • 45 minutos - 1 hora (depende la zona)
  • Resultados progresivos
  • Sesiones recomendadas : 6

Beneficios de la Fotodepilación (SHIRA IPL).

  • Resultados duraderos.
  • Método rápido y cuasi indoloro.
  • Da igual el tono de tu piel.
  • Aplicable a amplias zonas del cuerpo.
  • No cambia la pigmentación de la piel.
  • Apto para todo tipo de vello.
  • Método más económico, a medio y largo plazo.
  • Más ecológica que los métodos tradicionales.
  • Ideal para personas con pieles delicadas.
  • Perfecto para reducir y/o eliminar pelos enquistados.

¿Cómo se lleva a cabo la Fotodepilación?

Antes de la primera sesión, hacemos un estudio de la piel y el pelo y nos aseguramos de que no se haya tomado ningún tipo de medicación que pueda interferir en la efectividad del tratamiento. 

Ya rasurado el pelo y cubiertas aquellas zonas que puedan ser detectadas por la máquina (lunares, tatuajes, cicatrices, …), durante la sesión, solo queda una cosa: relajarse. Con este método de depilación, no hay dolor, como mucho se puede notar calor en aquellos pelos más gruesos y oscuros.

La SHIRA IPL se adapta al tipo de vello, por lo que su eliminación es mucho más duradera que otros métodos, y solo en casos puntuales sería necesario un repaso anual.

Como nos importa tu bienestar, nos aseguramos de que tengas la piel bien hidratada al terminar la sesión y te damos unos hábitos esenciales cuando lleves a cabo la fotodepilación: no tomar el sol un par de días antes y/o después de la sesión y, por supuesto, mantener la piel hidratada diariamente. De este modo, conseguirás dos cosas: estar sin vello y tener una piel increíble.