Masaje Loel

Deja que tu cuerpo y tu mente se relaje y desconecte.

Masaje Loel

Deja que tu cuerpo y tu mente se relaje y desconecte.

¿En qué consiste el Masaje Loel?

La tensión del día a día se nota en nuestro cuerpo, llegando a un punto insostenible. Para ello, tenemos un masaje especializado en aliviar tensiones musculares y articulares, el masaje Loel.

El masaje Loel está destinado a mejorar el bienestar mediante un tratamiento manual en aquellas partes del cuerpo con alguna dolencia y/o reducir o eliminar cualquier tensión, mejorando la circulación sanguínea y conseguir alivio del estrés o la ansiedad del día a día.

Indicado para personas que no soporte masajes intensos, y es perfecto para aquellas que necesiten un momento de desconexión del mundo real, para tener eses minutos de regalo para uno mismo.
.

  • 45 minutos
  • Resultados progresivos y acumulativos
  • Sesiones recomendadas: bono de 6

Beneficios del Masaje Loel.

  • Favorece a la circulación sanguínea.
  • Elimina toxinas acumulado en los músculos, debido al incremento de oxígeno en el organismo.
  • Relaja la tensión muscular y articular.
  • Relaja cuerpo y mente.
  • Excelente para disminuir dolores de cabeza e incluso las migrañas.
  • Alivio del estrés, ansiedad o tensión diaria: ya que reducen la hormona del estrés, el cortisol a un 50%.
  • Como resultado proporciona un mayor bienestar, confort y relajación.
  • Masaje apto para cualquier persona.

¿Cómo se lleva a cabo el Masaje Loel?

El masaje Loel está centrado en realizar estiramientos progresivos y presiones profundas sobre aquellas zonas en las que se ubique una mayor tensión, para relajarlas y reducir el dolor o molestia que puedan causar. Los movimientos a efectuar son suaves y profundos, y se le suma la promoción de la estimulación sensorial, tanto el olfato, oído como la vista, para que el tratamiento sea a todas las escalas.

No solo está centrado a nivel físico, sino que al aliviar dichas tensiones conseguimos que tengas un estado mental de relajación, mediante masajes suaves y localizados, evitando cualquier movimiento brusco. Se llega a este nivel teniendo un ambiente relajante, con la temperatura óptima, música, aromas y, siempre, con el mejor profesional.

Cuando salgas de la sesión, estarás como nuevo/a, con un nuevo chute de energía para llevar el día a día.