Peeling Corporal

Depura tu piel en profundidad para volver a tener un cutis luminoso y rejuvenecido.

Peeling Corporal

Depura tu piel en profundidad para volver a tener un cutis luminoso y rejuvenecido.

¿En qué consiste el Peeling Corporal?

Aunque se lleve una higiene exhaustiva, la acumulación de células anucleadas (células muertas) es inevitable. La consecuencia es un envejecimiento celular más acelerado por una disminución de su oxigenación y, con ello, la pérdida de luminosidad natural de la piel.

Como solución: el Peeling Corporal. Es un tratamiento basado en la eliminación de las células muertas cutáneas; su aplicación proporciona una mayor renovación celular, oxigenación de la zona y, además, mejora la apariencia de la piel, rejuveneciéndola desde el primer momento.

Beneficios del Peeling Corporal.

  • Efecto inmediato.
  • Resultado: una piel más luminosa, tersa, suave y saludable.
  • Aumenta la permeabilidad de la piel.
  • Reducción de imperfecciones cutáneas: por ejemplo, la hiperqueratosis en codos, rodillas, talones y planta del pie.
  • Mejora de la circulación sanguínea.
  • Incremento de la oxigenación de la piel, acelerando su regeneración a nivel celular y la eliminación de toxinas.
  • Aplicable en cualquier momento del año.

¿Cómo se aplica el Peeling Corporal?

Hacemos una limpieza de la piel mediante una crema emoliente y en las zonas que puedan tener un brote de acné se desinfecta la zona. A partir de este punto se deja paso a la posterior aplicación del peeling.

Depuramos la bien con un exfoliante con base de sales. Se emplea de este tipo ya que aporta oligoelementos a la piel, nutriéndola, a parte de eliminar las células muertas.

Se remata el tratamiento con una crema calmante, para bajar cualquier posible irritación. Aconsejamos, que en casa se continúe hidratando bien la zona para potenciar los resultados del peeling. 

Su efecto es inmediato, por lo que sus resultados los notarás desde el minuto uno.