Masaje Japonés Facial

Estimula tu piel y recupera el tono muscular de pómulos y líneas de expresión

Masaje Japonés Facial

Estimula tu piel y recupera el tono muscular de pómulos y líneas de expresión

¿En qué consiste el masaje facial Japonés?

El Kobido, o masaje Japonés, es un tratamiento de lifting facial en el que usamos fricciones y presiones en puntos de digitopuntura para lograr un efecto de levantamiento del tejido.

En este ritual de belleza, que fué el preferido de las emperatrices de Japón durante siglos, se combinan técnicas de shiatsu, estiramientos y masajes profundos.

Todo un disfrute de los sentidos y de la piel.

Al terminar, se os enseña como realizar un automasaje japonés en vuestra casa como mantenimiento de este excelente ritual.

  • 45 minutos
  • Resultados acumulativos
  • Sesiones recomendadas : bono 6 sesiones

Beneficios del masaje Japonés facial.

  • Renovación celular.
  • Rejuvenecimiento facial tensor.
  • Activa la circulación.
  • Mejora la oxigenación de la piel.
  • Aumento de la elastina y el colágeno.
  • Suaviza líneas de expresión.
  • Tonifica la musculatura del rostro.
  • Redefine el óvalo facial.
  • Depuración de toxinas.

¿Cómo se realiza el masaje facial Japonés?

Comenzamos con nuestro equilibrio e higiene esencial de la piel. Todo tratamiento debe partir de un PH equilibrado y una piel sana.

Se empiezan a trabajar las capas musculares profundas con estiramientos progresivos, atendiendo a cada pequeño músculo facial y descargándolo de tensión.

A continuación, estimulamos la piel con fricciones medias y superficiales, alisando y elevando el tejido en las líneas de expresión.

Finalmente, aplicamos presiones profundas de digitopuntura y estimulamos la membrana miofascial, para lograr un resultado duradero.